[DIY] Felpudo de cuerda

¡Buenos días! Por fin llegó el primer DIY del año 2016 en Cositas Decorativas! He estado pensando mucho sobre que hacer el Do It Yourself de hoy hasta que he dado con la tecla. Como quiero que todos y cada uno de vosotros empecéis con muy buen pie este primer mes de 2016, he trasladado este deseo a la entrada de vuestra casa. Por lo que hoy os enseño a hacer paso a paso un felpudo chulísimo y muy original! Porque estoy segura de que vosotros también querréis que vuestros invitados entren con buen pie – y limpios- a vuestra casa 😛

Usando la pistola de pegamento, sellar el extremo de la cuerda para evitar que se deshilache. Deja que el pegamento se enfríe antes de continuar con el siguiente paso, ¡o te puedes quemar los deditos!

PASO 2:
Comienza a enrollar la cuerda, cuando tengas una pequeña bobina de alrededor de dos círculos toma la pistola de pegamento y pon un poco de éste en el anillo exterior. Sosteniendo la bobina en el lado opuesto, continúa enrollando la cuerda sobre el pegamento. Una vez más, ten cuidado de no tocar el pegamento, ¡que quema!

PASO 3:

Repite estos pasos con la pistola de pegamento para adherir pequeñas secciones alrededor de la bobina. No es necesario pegar toda la cuerda, pero si lo prefieres puedes hacerlo solo que necesitarás hacerte con bastantes barras de pegamento. Con aplicar pegamento cada 4 o 5 cm aproximadamente la bobina se mantendrá en su lugar.

PASO 4:

Para este proyecto necesitarás hacer bobinas de diferentes tamaños que luego se adaptarán simultáneamente, así que no te preocupes de hacerlas con dimensiones precisas. Solo deja de enrollar la bobina cuando estés contento con el resultado, así, corta el exceso de cuerda y la cola final la aseguras con la pistola de pegamento. Una vez terminada la bobina, darle la vuelta y aplica un poco de pegamento en el centro para mantenerlo en su lugar.

PASO 6:

Coloca las bobinas creando una composición que te guste y te convenza al 100% para que sea el sello de bienvenida hacia tu casa. No tienen que estar súper pegados, al contrario, entre ellos deben quedar espacios pequeños aunque estén los más cerca posible. Usa la pistola de silicona para adherir las partes donde se tocan las bobinas.

A continuación, viene un paso que es totalmente opcional. Podéis dejar vuestro felpudo así, crudo y rústico o bien añadirle un poco de pintura para añadirle un toque de color, iluminación o personalidad.

 

PASO 7 (OPCIONAL):
En este caso, se usa pintura blanca para proporcionarle al felpudo un toque de iluminación. Para ello, se usa la cinta adhesiva para delimitar la zona que vamos a pintar – en este caso- de blanco y procedemos a aplicar la pintura usando la brocha. Otra opción puede ser combinar distintos colores en cada bobina, dividirlas para aportar un toque de geometría… como siempre digo, aquí juega un papel crucial la imaginación que tengáis y lo que queráis conseguir.

¿Qué os parece el resultado? Yo no veo mejor manera de dar el recibimiento a vuestros invitados que con un felpudo tan original y único que, para colmo, ¡has creado con tus propias manos!. Sin más, desearos que tengáis un día genial y disfrutéis del Miércoles, ¡ya estamos a mitad de semana!

¡Un abrazo!

Fuente: Designsponge
Etiquetas:
, , ,
1 Comentario
  • Compramania
    Publicado el 17:49h, 25 octubre Responder

    Me encanta! Y además parece súper sencillo de hacer! Yo le habéis puesto pinturas de colores en círculos quedaría genial.. sabes si se puede pintar con barniz u oscurece mucho? Lo digo por aquello de que se ensucie menos con las suelas..

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Para seguir navegando, debes aceptar nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar